La clave para prevenir enfermedades

 Vida  noviembre 26, 2015  0

Mantener una buena nutrición ayuda a que el organismo esté sano y alejado de las enfermedades como obesidad, diabetes tipo 2, hipertensión arterial y males cardiacos.

Esto requiere no solo de comer bien, sino de mantener un estilo de vida saludable, por lo que si desea adoptarlo debe comprender que es un cambio permanecer para el resto de su vida.

Alimentarse adecuadamente se basa en mantener un buen equilibrio, el cual incluye comer de todos los grupos alimenticios, pero de forma moderada, sin excederse.

El endocrinólogo Antonio Escribano, autor del libro “Aprende a comer y a controlar tu peso”, describe el papel de la nutrición en la salud haciendo alusión a que “desde que nacemos necesitamos para vivir tres cosas: oxígeno, agua y alimentación”.

Los alimentos “son combustibles” a través de los cuales obtenemos energías y compuestos “que nos sirven para reparar el organismo”.

Muchas enfermedades pueden originarse por una mala alimentación, por lo que es importante consumir nutrientes que ayuden al organismo. Escribano detalla que se debe controlar la cantidad adecuada de alimentos, y lo segundo que sea un estilo de comida saludable.

La nutricionista Gloriana Arce agrega que hay que aprender a leer las etiquetas de las comidas para verificar la información nutricional del alimento.

Consejos

La base de la alimentación son las frutas y verduras. Debe comer unas tres frutas al día. Consumir dos veces al día entre hortalizas y verduras.

Ingerir pescado cinco veces a la semana, carne cuatro veces (una de ellas roja), papas, pasta y arroz dos veces a la semana.

La alimentación no debe ser monótona y aburrida, debe tener mucho color y sabores para disfrutarla.

Balance en las porciones

La nutricionista Mae Moreno indica que no solo basta que en casa mantenga una dieta equilibrada, la misma puede hacerla cuando tenga que asistir a una fiesta, almuerzo entre amigos o en una cena de trabajo.

En un restaurante: si las porciones son muy grandes se puede compartir el plato con otra persona o llevarse a casa la mitad de la comida. Otra alternativa es solicitar la porción de niño.

En una fiesta: si ofrecen bocadillos y luego una cena, es recomendable que se sirva los bocadillos que desea consumir en un plato y así evite estar sirviéndose constantemente. Si usted es la persona que está organizando la fiesta ofrezca bocadillos bajos en calorías antes de la cena, por ejemplo: vegetales en tiras con salsa de yogur light, bandejas de frutas endulzadas con edulcorantes no calóricos, cocteles de jugos naturales

Entre comidas: consuma una merienda como una porción de fruta o una ensalada pequeña para evitar comer en exceso en la comida siguiente. También puede recurrir a jugos o gaseosas con bajo contenido de azúcar y galletas altas en fibra.
Fuente: Mi Diario

Proximos Eventos

Facebook

YouTube