Nueve muertos y 500 heridos deja ampliación del Canal

 Noticias  junio 10, 2016  0

Tal vez para la mayoría no signifique nada los nombres de Abraham Atencio, de 59 años; Luis Guardia, de 37; Joaquín Viera, de nacionalidad portuguesa; Juan Carlos Ruiz Tuñón, de 36 años; Salomé Rodríguez, de 25; Edwards Wright Machuca, de 34, y Mustari Vin Mustafá, de 49. Pero para sus familiares, estos hombres que dejaron la vida trabajando para el progreso del país son héroes anónimos, olvidados y sin gloria.

Así lo aseveró Gregorio Guerrel, secretario de Salud Ocupacional del Suntracs, quien manifestó que en realidad la cifra de muertos en los trabajos de ampliación fue de nueve obreros y no de ocho, debido a que uno murió después de recibir un golpe (un impacto con una manguera), pero no lo tomaron en cuenta porque no murió inmediatamente, denunció.

“Esta es una de las obras de mayor impacto nacional e internacional”, argumentó Guerrel.

Pero la situación que se dio en esta megaobra no es ajena a la que atendemos en muchas obras, en la que no se toma importancia a la vida de los trabajadores, acotó.

En las dos etapas de la ampliación en el Atlántico y Pacífico, perdieron la vida nueve obreros por diferentes condiciones en los centros de trabajos.

Lo peor es que a los familiares de estos trabajadores no se les resarce económicamente ni socialmente.

tra1NO RESPONDIERON
“Simplemente se les da la cobertura de la póliza de vida que el sindicato negocia con Capac (Cámara Panameña de la Construcción), sino ni eso tuvieran. Pero estamos hablando de hombres que eran sustento de sus familias”, comentó. “El consorcio Grupos Unidos por el Canal no respondió por estas nueve muertes”, agregó.

Nadie habla del resarcimiento económico, que sería un amparo para estas familias, y la preocupación, dijo Guerrel, es que dentro de poco culmina la obra y cuando el  consorcio Grupos Unidos por el Canal (GUPC) salga del país, nadie  va a responder.

“No hay voluntad para resolver este problema porque si se hubieran respetado las normas ninguna muerte se hubiera dado y ahora ni GUPC ni la ACP responden a pesar de que cuentan con una póliza a terceros. Otro problema del que tampoco se habla es de los más de 500 obreros que se lesionaron y que todavía no han cobrado sus incapacidades por riesgo profesional, debido a que la Caja de Seguro Social tampoco responde”, aseveró.

Por su parte, un vocero de la ACP explicó que dicha entidad no es responsable de tal situación, ya que se trata de una relación obrero-patronal.

Mi Diario intentó optener una versión por parte de GUPC, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.

Tal vez este sea el lado triste de la ampliación y ojalá las autoridades y la comunidad no dejen en el olvido a estos trabajadores y a las familias que dependían de ellos. Esa sería la compensación mínima.

Fuente: midiario.com

Proximos Eventos

Facebook

YouTube