¿Un robot podría tener emociones?

 Cine y Tecnologia  enero 28, 2016  0

Si un robot avanzado es capaz de imitar o hablar como un ser humano fluidamente, es imposible discernir entre este y una persona común y corriente, un ser emocional. ¿realmente importa que no puedan sentir si son capaces de comportarse o dar respuestas emocionales?

Esta es la pregunta que da lugar a diversas ficciones, como por ejemplo la película Ex Machina de Alex Garland, donde una peculiar forma Inteligencia Artificial (IA) es sometida a un test de Turing para identificar si esta puede hacerse pasar por un ser humano.

El resultado final es que si un robot avanzado es capaz de imitar o hablar como un ser humano fluidamente, es imposible discernir entre este y una persona común y corriente, un ser emocional. Actualmente existen robots capaces de imitar las emociones humanas, como los de Aldebaran Robotics’ Nao, que cuentan con sensores de tacto, dos cámaras y cuatro micrófonos capaces de reconocer rostros, responder a los usuarios y hacer contacto visual que ha tenido mucho éxito ayudando a niños autistas.

El año pasado, Aldebaran también creó a Pepper, un robot que puede identificar emociones, imitarlas y hasta tratar de alegrarte si te sientes triste. A pesar de que estos robots no tienen emociones si pueden actuar de forma apropiada y ser convincentes emocionalmente, llegados a este punto, ¿realmente importa que no puedan sentir si son capaces de comportarse o dar respuestas emocionales?

Otro punto de vista

La tecnología ya está tan avanzada que actualmente se está llevando a cabo un proyecto conocido como Human Brain Project (Proyecto Cerebro Humano) que será lanzado este 2016, en donde se modelará un cerebro usando principalmente chips neuromórficos dentro de una red neuronal artificial.

Esto ya sienta las bases para un cambio de paradigma pues no es lo mismo una computadora aislada que una IA capaz de interactuar con todo un complejo mundo sensorial. Una máquina, mientras mayor sea la retroalimentación del ambiente que le rodea mayor será el rango de emociones que podrá experimentar.

Por ejemplo, si amenazas a tu laptop con un ladrillo esta no podrá hacer nada, sin embargo, una IA con comprensión del medio que le rodea, si detecta que la amenazas con un ladrillo podrá reaccionar a dicho estimulo, o sea, tendría miedo por su existencia.

A pesar de esto, hay ciertas emociones y sensaciones que una IA nunca podrá experimentar ya que nuestra condición bioquímica como seres vivos les impide sentir. Un ejemplo de esto serían las siguientes emociones:

Hambre y sed
Atracción sexual
Sueño, irritabilidad, estrés, fatiga
Instintos de protección hacia su descendencia

Pero esto no quiere decir que una IA no pueda tener emociones, aunque sean pocas serían capaces de sentir:

Tristeza, alegría, decepción.
Miedo
Sorpresa
Compañerismo

Ten en cuenta que todo esto sería gracias a la incorporación de sensores, después de todo, muchas emociones son la respuesta a un estímulo externo, por ejemplo, la alegría que obtienes cuando te regalan un presente o la sorpresa ante algo inesperado.
Fuente: Mi Diario

Proximos Eventos

Facebook

YouTube