¿Limpiar o no el cerumen de los oídos?

 Vida  Enero 9, 2017  0

¿Un oído con cerumen es un oído sucio? No necesariamente. De hecho, intentar retirarlo puede provocar ciertos daños en el canal auditivo.

Así lo ha dado a conocer la Academia Americana de Otorrinolaringología — Cirugía de Cabeza y Cuello, en la edición de enero de su revista Otolaryngology — Head and Neck Surgery.

Protección natural

El cerumen (también conocido como ‘cerilla’) resulta ser un elemento del organismo que busca limpiar y proteger los oídos. “El cerumen atrapa la suciedad, el polvo y otras materias, evitando que entren más profundamente al oído”, menciona la organización.

De hecho, agrega, existen diversas actividades cotidianas que ayudan al cerumen nuevo a expulsar el viejo. Se refiere a acciones como mover la mandíbula, masticar o al bañarse.

“Eso es un proceso continuo normal, pero a veces ese proceso de auto limpieza falla. El resultado: una acumulación de cerumen que puede bloquear parcial o completamente el conducto auditivo”, explica la Academia.

El doctor Seth Schwartz, presidente del grupo de actualización que dirigió este estudio, menciona uno de los mitos más ampliamente difundidos en torno a la salud auditiva.

“Los pacientes con frecuencia creen que evitan la acumulación del cerumen al limpiarse los oídos con hisopos, clips,ganchos o una variedad de cosas inimaginables que la gente se mete en las orejas. Ese esfuerzo por eliminar el cerumen solo crea más problemas, porque el cerumen simplemente se está empujando hacia dentro y se compacta más dentro del conducto auditivo”, explicó.

¿Cómo proteger los oídos?

En su página oficial, la organización refiere los siguientes cuidados:

– No exagerar la limpieza de los oídos, porque podría irritar el conducto auditivo y provocar una infección.

– Evitar introducir objetos en las orejas (hisopos, horquillas, palillos), porque pueden causar una cortadura en el conducto auditivo, un agujero en el tímpano y/o la dislocación de los huesos auditivos. Esto podría provocar problemas como pérdida auditiva, mareo y zumbido.

– No usar ‘velas de oído’. Las directrices señalan que no hay evidencias de que esta práctica de medicina alternativa pueda eliminar la obstrucción de cerumen. Además, las velas pueden provocar daños graves en el canal auditivo y el tímpano.

En caso de algún problema relacionado con pérdida auditiva, oído taponado, sangrado o dolor de oído, la organización recomienda buscar atención médica.

FUENTE:WWW.YAHOO.COM

Proximos Eventos

Facebook

YouTube