Increíbles beneficios del sexo en el embarazo

 Vida  noviembre 13, 2015  0

No te preocupes por dañar al bebé
Probablemente pienses que como estás embarazada, no tendrás vida sexual. Pero lo cierto es que existen muchos beneficios del sexo en el embarazo que deberías aprovechar, ya que, sin ninguna duda, el sexo es uno de los mejores ejercicios para hacer con tu pareja. ¿A qué estás esperando?

BENEFICIOS DEL SEXO PARA LAS EMBARAZADAS

Prepararse para la paternidad puede traer mucho estrés, por lo que el sexo es una buena forma de reducirlo, no solo en la futura mamá sino también en el papá. Sin embargo, a veces los cambios hormonales, los malestares y los dolores pueden hacerte sentir sin ganas.

No te preocupes por dañar al bebé: no habrá forma de que, por tener relaciones sexuales, el niño tenga algún defecto o se provoque un aborto, siempre y cuando el embarazo sea normal y no haya ningún antecedente.

Sabidos estos puntos, debes tener en cuenta que la circulación de sangre durante el embarazo es mayor, lo que puede hacer que tengas orgasmos más rápido e intensos, libera oxitocina y endorfinas, lo que ayuda a reducir el dolor y mejorar el estado de ánimo. Además, es un ejercicio, por lo que nos permite estar en forma durante el embarazo de forma fácil y divertida.

El sexo reduce la presión arterial, algo bastante común en las mujeres y relacionado a menudo con enfermedades del embarazo como la preeclampsia. También ayuda a dormir a la madre, y “cansa” al feto, que no se moverá durante la noche, mejora el sistema inmune ayudando a luchar contra la gripe y otras infecciones.

Por último, y no por eso menos importante, mantener relaciones durante el embarazo prepara el suelo pélvico, lo que hará que la recuperación después del parto sea más rápida.

POSICIONES SEXUALES DURANTE EL EMBARAZO

Tal vez uno de los problemas que tengas a la hora de mantener relaciones sexuales es que la pancita les resulta un impedimento. Por eso queremos mostrarte cuatro posturas que son ideales cuando estás embarazada:

Puedes ponerte sobre el borde de la cama, con un montón de almohadas para apoyar la espalda, mientras que el hombre permanece arrodillado o parado frente. Esto evita que la panza sea un obstáculo.
Cualquier postura con la mujer encima permite disminuir la presión sobre el estómago y controlar la penetración.
Cucharita es otra excelente opción, especialmente si nos acostamos sobre nuestro lado izquierdo, lo que nos hará más fácil respirar.

Proximos Eventos

Facebook

YouTube