Hay que consumir menos sal

 Vida  junio 8, 2016  0

El sodio no solo se encuentra en la sal de mesa, está de forma natural en una gran variedad de alimentos como la leche, la carne y los mariscos.

También se halla en cantidades mayores en los alimentos procesados, aperitivos como los pretzels y las bolitas de queso; y también está en condimentos como los cubitos de caldo, recuerda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los organismos internacionales de salud han reiterado reducir su ingesta porque el consumo excesivo de sodio está relacionado con la presión arterial alta, uno de los principales factores de riesgo que causa enfermedades del corazón y derrames cerebrales.

De hecho, hace unos días la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos hizo un llamado tanto a la ciudadanía como a las industrias estadounidenses para que reduzcan el uso de sodio.

Los estadounidenses ingieren al día en promedio 3 mil 400 miligramos de sodio. Casi un 50% más de la aconsejada.

La OMS sugiere el consumo de 2 gramos ( 1/2 cucharadita) para personas hipertensas. En la población en general la cuota es de 5 gramos (1 cucharadita) de sodio, señala la nutricionista-dietista Verónica Hidalgo, de la Asociación Panameña de Nutricionistas–Dietistas (APND).

En Panamá, el estudio de Prevalencia de Factores de Riesgo Asociados a Enfermedad Cardiovascular (Prefrec, 2010) realizado en las provincias de Panamá y Colón, indica que 1 de cada 10 personas le agrega sal adicional a la comida mientras la está consumiendo, siendo la población masculina la que tiene la mayor tendencia a agregar más sal a la comida y a comer alimentos fuera de casa, comparte Daniel Rangel, vicepresidente de la APND.

“El consumo de la población panameña sin lugar a duda debe estar por encima de los requerimientos diarios”, apunta Hidalgo.

  El menú

La mayoría de las comidas típicas que ingieren los panameños vienen condimentadas con productos procesados que en su composición nutricional son altos en sodio.

Las tendencias socioculturales para la preparación de muchos de los platillos autóctonos llevan en sus recetas el uso de ingredientes sazonadores con alto contenido de sodio, al igual que se ha dado con la popularización del consumo de las “ comidas chinas”, comenta Rangel.

Además, el sodio es un mineral que la industria alimentaria utiliza todos los días para preservar los productos, reitera Hidalgo.

Por esta razón, deben tener cuidado con el consumo de alimentos empacados, enlatados, en sobres y en cajetas, ya que es en este tipo de alimentos en donde se encuentran las mayores concentraciones de sodio.

En el etiquetado de los productos se debe especificar el contenido de sodio y para poder decir que un alimento es bajo en sodio debe contener menos de 130 miligramos de sodio en una porción.

De igual manera, se debe tener cuidado con aquellos postres que tienen un sabor muy dulce como donas, cereales de desayuno y galletas, porque tienen un contenido más elevado de sodio de lo normal, ya que se usa el azúcar para enmascarar el sabor, añade por su parte el nutricionista-dietista Héctor Moreno Esquivel. “De ahí que se dice que mientras más dulce más salado el alimento”, asegura.

En el mercado actual hay muchas opciones de alimentos, así que son las personas las responsables de lo que le brindan a su cuerpo, recuerdan.

Fuente: prensa.com

Proximos Eventos

Facebook

YouTube