Evite que despierte a mitad de la noche

 Vida  abril 18, 2016  0

Largas noches de dormir con una pequeña rodilla incrustada en las costillas o la pérdida de la intimidad del lecho conyugal son más comunes de lo que muchas parejas quisieran reconocer, sobretodo, cuando los niños dejaron hace mucho tiempo de ser bebés.

De acuerdo con el estudio ‘Hábitos de sueño de los bebés panameños durante la noche’, realizado en Panamá por la marca BABY SENS, de la compañía sueca SCA, muchos padres luchan contra la resistencia del niño a acostarse, la dificultad que tiene para conciliar el sueño o para dormir sin despertarse a mitad de la noche.

La importancia del sueño no termina cuando el bebé crece y deja la cuna; es vital también para los niños en edad escolar. Una buena noche de descanso los prepara para el día, los ayuda a lidiar con el estrés social y el ajetreo de la escuela y, también, les facilita aprender.

Tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

– El sueño es un hábito que requiere un aprendizaje y el respeto de un horario, así como unas condiciones favorables de temperatura, silencio y luz.

– Desde que es muy pequeño es importante enseñar al niño a dormirse solo, no en brazos ni en el sofá o en la cama de los padres, aunque luego sea trasladado a la suya. Se le puede ayudar con la lectura de un cuento y dejándole una luz tenue.

– No es conveniente acostarse en la cama del niño hasta que se duerma. Con esta actitud se merma el desarrollo de su autonomía. Los fines de semana se le puede permitir que vaya un ratito por la mañana a la cama de los padres.

También es importante enseñarle a no molestar a los demás cuando él madruga demasiado. Conviene no ponerle la televisión y ayudarle con suavidad y firmeza a volverse a dormir.

Los niños siempre se han rebelado contra los horarios, y más aún hoy con tantas distracciones como la televisión, el internet, los celulares y los videojuegos.
Fuente: elsiglo.cm

Proximos Eventos

Facebook

YouTube