La sequía comienza a golpear los afluentes

 Noticias  febrero 3, 2016  0

Como si fueran caminos de rocas o senderos desolados, así han quedado decenas de ríos en la provincia de Chiriquí a causa de la sequía que a penas está comenzando y se espera se extienda unos seis meses.

El conocido río Piedra, es uno de los ejemplos más palpables en la provincia, pues lo que antes era uno de los afluentes más caudalosos de Latinoamérica, desde hace unos meses se ha convertido en una paupérrima quebrada pedregosa, cuya furia se ha desvanecido.

Una situación similar también se registra en el río David, río Risacua, el Chiriquí Viejo y el Bongo, en el distrito de Bugaba.

Youbert de Puy, director provincial del IDAAN, no es optimista y explicó que la condición de los ríos en la provincia es preocupante y no descarta la reducción en la producción de agua en las tomas que abastecen la planta potabilizadora, lo que desencadenaría un posible desabastecimiento.

Ganaderos de la provincia afirman que la sequía está golpeando con mayor intensidad en el oriente de la provincia, en comunidades como San Félix, San Lorenzo, Remedios y Tolé.

‘Existe una condición de sequía fuerte y lo más preocupante son los bajos niveles de los ríos que desde ya están secos’, señaló Arnulfo Morales, un ganadero de la provincia.

Victor Pinzón, un residente en Boquerón, afirma que no solo culpa la sequía en ríos al fenómeno del Niño, sino también a las concesiones desmedidas para la ejecución de proyectos hidroeléctricos en toda la provincia de Chiriquí.
Fuente: elsiglo.com

==========

Proximos Eventos

Facebook

YouTube