Cuba ya no está en la lista negra de EE.UU.

 Noticias  junio 22, 2015  0

Hoy vence el plazo que tenía el Congreso de Estados Unidos para bloquear la propuesta que hizo el presidente Barack Obama en abril: retirar a Cuba de la lista de países que apoyan el terrorismo y en la que está, junto con Irán, Siria y Sudán, desde 1982.
Según las normas legislativas, luego de la propuesta del mandatario los congresistas tenían 45 días para oponerse. Algo que, según analistas en Washington, no pasó. “El Congreso se encuentra esta semana de vacaciones y por lo tanto sin sesiones, así que las posibilidades de que los legisladores retornen a Washington de emergencia antes de la medianoche del viernes para tratar este tema son consideradas casi nulas”, explicó The Washington Post.

Con el vencimiento del plazo legal este viernes, el proceso sólo prevé la formalidad de publicar la medida en el diario oficial estadounidense, el Federal Register, lo cual, de acuerdo con fuentes diplomáticas, deberá ocurrir el lunes. Es decir, a partir de hoy Cuba ya no apoya el terrorismo. Eliminar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo era considerado uno de los mayores obstáculos para la normalización de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Así lo reconoció Obama en la nota que envió al Congreso: “El gobierno de Cuba no ha proporcionado soporte al terrorismo internacional en los últimos seis meses”. Y agregó: “El gobierno de Cuba ha ofrecido garantías de que no apoyará actos de terrorismo internacional en el futuro”.

De acuerdo con el diario The New York Times, la decisión de retirar a Cuba de la lista representa un paso crucial en los esfuerzos del gobierno de Estados Unidos para dar vuelta a la página en una disputa que data de la Guerra Fría.

¿Qué cambia ahora?

La salida de Cuba de la lista cerraría así un ciclo que se inició en 1982, cuando el país fue añadido al grupo. La justificación en ese momento era que Cuba servía de santuario a militantes de la organización vasca Eta y soporte a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

“En los últimos años, sin embargo, la permanencia de Cuba en la lista se había tornado más y más difícil, ya que el país pasó a ser el principal agente y el escenario de las negociaciones de paz entre las Farc y el gobierno de Colombia”, explica Politico.

Al estar en la lista, La Habana se enfrentó durante 33 años a cosas como la prohibición para vender o exportar armas, controles en transacciones, la prohibición expresa de proporcionar ayuda económica y el bloqueo a préstamos financieros de instituciones internacionales.

Pero ¿que consecuencias tiene su salida? Lo primero podría ser la apertura de embajadas. El presidente cubano, Raúl Castro, afirmó la semana pasada que se podrá proceder a nombrar embajadores una vez Cuba salga de la lista.

Salir de la lista es una cuestión simbólica “que en política tiene importantes consecuencias intangibles y prácticas”, le aseguró al diario El País el politólogo Arturo López-Levy, cubano residente en EE.UU., pues ser considerado país patrocinador del terrorismo implica una larga serie de sanciones, como el bloqueo a cualquier intento de Cuba de obtener préstamos de instituciones financieras, como el Banco Mundial.

Por su ubicación y apoyos regionales, Cuba debería privilegiar el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pero para ello tendría que volver a la Organización de Estados Americanos (OEA), lo que significaría a la vez ratificar la Carta Democrática Interamericana, algo a lo que no parece dispuesta La Habana. Visto lo cual, el BM parecería una opción más llevadera, pero Washington tiene esa llave.

“Ser eliminada de la lista también podría dar un mayor espacio para la negociación en temas bilaterales espinosos, como la base naval de Guantánamo o la renovación del acuerdo de extradición de 1904 que dejó de funcionar con la llegada de Fidel Castro al poder”, explica López-Levy.

Pero EE.UU. también se beneficia, pues “le permitiría al Gobierno coordinar mejor su política hacia la isla sin introducir ruidos y sanciones que dificultan la relación con sus propios aliados”, concluyen analistas.

Paso a paso:

El acercamiento
El 7 de diciembre 2014 Washington y La Habana deciden dar los primeros pasos para normalizar sus relaciones, después del prolongado embargo económico que Estados Unidos mantiene
sobre la isla desde 1960.

Primera cita
A finales de enero de 2015 comienzan las reuniones oficiales en La Habana entre los estadounidenses, encabezados por la subsecretaria de Estado estadounidense Roberta Jacobson y su homóloga cubana Josefina Vidal.

Primera exigencia
El gobierno estadounidense dice que pretende abrir sus embajadas antes de la Cumbre de las Américas en abril. Cuba le pide a Estados Unidos que retire a la isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo, en la que está desde 1982.

Cumbre en Panamá
En el marco de la Cumbre de las Américas, el secretario de Estado John Kerry, y el canciller cubano, Bruno Rodríguez, conversaron en Panamá, en la reunión de mayor nivel en cinco décadas. El tema: el retiro de Cuba de la lista.

Obama envía carta
Luego de su encuentro histórico con el presidente cubano, Raúl Castro en la cumbre de la Américas en Panamá, Barack Obama le envía una carta al Congreso, en la que le anuncia su decisión de excluir a Cuba de la polémica lista.

El respaldo de Kerry
El Secretario de Estado, John Kerry, afirmó en otra nota enviada al Congreso que “las circunstancias han cambiado desde 1982, cuando Cuba fue originalmente designada como un Estado promotor del terrorismo

Proximos Eventos

Facebook

YouTube