Real Madrid gano el Clásico al vencer en el Camp Nou ante el Barcelona (1-2)

 Deportes  abril 3, 2016  0

Así jugó el Real Madrid en el Clásico que venció en el Camp Nou ante el Barcelona (1-2).

Keylor Navas (8): No tuvo que intervenir en la primera parte y cuando lo hizo en la segunda extendió su papel de salvador. Voló a los 54 minutos ante una acción mágica de Leo Messi, sacando el balón con rumbo a la escuadra con una intervención a mano cambiada. Firme en el juego aéreo, rápido en las salidas y ágil.

Carvajal (6): Fue examinado por Neymar y jugó el Clásico condicionado por la cartulina amarilla que recibió a los 17 minutos. El lateral derecho era la única duda por despejar de Zidane y Carvajal mostró en el campo las razones por las que ganó el pulso a Danilo. Entrega máxima y firmeza en el marcaje ante las estrellas ofensivas azulgranas. Supo controlarse en una situación difícil y sólo le faltaron más incorporaciones al ataque.

Pepe (6): Comenzó el partido con errores graves, como un doble fallo en la salida de balón y un despeje al centro que generaron nerviosismo. Perdió el marcaje de Piqué en el gol recibido por el Real Madrid, pero tiró de su garra habitual para acabar liderando la defensa madridista. Estuvo firme ante Messi y Luis Suárez.

Sergio Ramos (5): ejerció de capitán pero se pasó de revoluciones hasta acabar expulsado. Una cartulina tempranera le hizo jugar bajo la amenaza y ya pudo ir camino de vestuarios a los 24 minutos, tras derribar a Messi en una acción de duda entre falta o penalti que el árbitro no estimó falta. Tras otra polémica con Luis Suárez acabó dejando al Real Madrid en inferioridad numérica, lo que castigará su nivel futbolístico de cara a la crítica por no saber medir.

Marcelo (8): su figura fue de nuevo decisiva. Es el factor ofensivo del Real Madrid más desequilibrante por sorpresa para los rivales. Cuando todo se ponía en contra, después de un primer acto en el que apenas asomó por el ataque, levantó a su equipo de la lona. Lanzó una jugada veloz, desequilibró, pisó la pelota y vio la acción que acabó en el empate de Benzema.

Casemiro (7): Su presencia se ha convertido en imprescindible para los planes de Zidane. Aumentó el equilibrio, dio consistencia, incrementó el músculo en la medular y tapó agujeros que dejaban sus compañeros, especialmente en el costado izquierdo ante las subidas de Marcelo. Supo manejar el ritmo del partido cuando su equipo tuvo el balón y lanzar rápidos contragolpes jugando con velocidad en la recta final del Clásico.

Kroos (7): dejó un partido de más lucha que brillo pero descolgándose en una zona poco habitual, gracias a la espalda cubierta por Casemiro, para poner el pase del gol del empate a Benzema. Estuvo firme en la lucha del centro del campo, ayudando a imponer el físico madridista a la calidad barcelonista.

Modric (6): apareció menos veces que en otros partidos, ejerciendo menos poder en el estilo de juego del Real Madrid que cuando más brilló la pelota apenas pasó por los centrocampistas más que para imprimir velocidad al juego de transición. Apenas pudo aparecer en la zona de tres cuartos para asistir o probar suerte en disparos. Se vació en la pelea.

Bale (8): midió la velocidad con Jordi Alba en un bonito pulso, que frenó a su rival de incorporarse al ataque. En los minutos de dudas fue el que más pidió la pelota, aunque en sus jugadas no desequilibrase de inicio. Suyo fue el primer disparo a puerta a la contra, desde la frontal del área a los 68 minutos, y explotó sus virtudes cuando aparecieron espacios. Aún no se cree el tanto anulado, por presunta falta en el salto sobre Alba, y como no acabó marcando tras superar a Bravo en otra acción, pero ver como la defensa evitaba su tanto. Dejó su sello en el partido. Cristiano

Ronaldo (8): de sus carreras iniciales solo contra el mundo, con sus compañeros demasiado aculados en su terreno, a su esplendoroso final hubo una transición de trabajo para Cristiano. Buscó la zona de Alves para desequilibrar y realizó más esfuerzos defensivos de lo habitual, apareciendo incluso en propio área para frenar una subida de Jordi Alba. No le salieron las jugadas que más le gustan, recibiendo en carrera y con opción de chutar. Le frenó el travesaño, pero acabó recogiendo el premio a su esfuerzo con el tanto de la remontada. Mató el balón con el pecho y chutó potente abajo para lanzar el optimismo del madridismo.

Benzema (8): posiblemente sea el jugador del Real Madrid que más difícil tenía brillar. Aislado por momentos en la zona del nueve, pegándose con los centrales rivales y teniendo que aprovechar cualquier balón que le cayese. No lo hizo a los 43 minutos, solo en el punto de penalti, cuando colocó mal el cuerpo en la única ocasión blanca del primer acto. Se redimió en la segunda, cazando un remate de chilena para igualar su mejor marca goleadora, 21 goles en una temporada en la que es el goleador con mejor media respecto a minutos disputados.

Jesé (6): sorprendió Zidane dejando sin minutos a Isco Alarcón y James Rodríguez. Su apuesta fue Jesé porque vio el partido roto y el Barcelona sufriendo ante la velocidad madridista. El canterano la aumentó, con frescura, para disfrutar ante un rival que no encontraba la forma de poner freno ni cuando jugó en superioridad. Brilló con espacios para correr.

Lucas Vázquez (-): jugó el tiempo añadido del Clásico para dejar esfuerzo en cada acción e intentar coger algún contragolpe.

Proximos Eventos

Facebook

YouTube